América sin nombre


Cuando Colón llegó a Las Indias, tanto él, como todos los que vinieron después,
además de la espada, o la codicia, trajeron consigo, el despojo. 
Las indias primero, y América luego, fueron los nombres que Occidente nos impuso.
Por eso la tierra que habitamos, es como un niño robado a sus padres a poco de nacer.
Así es que América, como ese hijo, lleva un nombre que no le pertenece,
una identidad, que le es ajena.
Y que la lleva a debatirse entre su cultura originaria y la de occidente.
De esas dos fuerzas en pugna, habrá de nacer la América definitiva.
Cuando este hijo arrebatado, ponga en su lugar al occidente que la despoja.
Nuestra tierra será, por fin, la verdadera América... se llame, como se llame.

América profunda Poco a poco Pariéndose a sí misma.


Texto: Ricardo Veiga
Voz: Alicia Carlucci

Podes bajarte esta y otras historias desde de la Radioteca