El Dorado


Está absolutamente comprobado:
no eran marinos inocentes, descubridores de una zona ignota,
querían oro, querían plata,
todo lo que pudiera caber en sus naves hambrientas,
todo lo que pudiera salvar sus moribundas economías.

Y se inventaron leyendas de ciudades de oro
donde llegaban primero a saquear sin piedad.
Lo del descubrimiento, el encuentro de los mundos,
lo inventaron después para limpiarse la conciencia.

En América el oro era otra cosa.



Podes bajarte El Dorado y difundirlo libremente

Texto: Ricardo Veiga
Voz: Alicia Carlucci
Musica Final:
Marlui Miranda y pueblo Nambikwara do Guaporé - Variaciones de Hai Nai Hai
Pintura color: Sergio Leva